4 consejos para afrontar mejor las curvas en carretera



Bajar rápido en bicicleta no es difícil lo complicado es bajar rápido con seguridad.

Hay muchos factores que van a afectar en el comportamiento de la bicicleta, como su geometría, la presión de las ruedas (lectura recomendada) el tipo de ruedas que llevemos, el peso del ciclista (la gravedad nos atrae a los ciclistas más pesados...)


Pero te traemos 4 claves que van a ayudarte a trazar con más seguridad:


1. En la curva se entra con "los deberes hechos". ¿Qué significa esto?

  • Con la velocidad adecuada. Debes frenar antes de llegar a la curva, mientras la bicicleta está recta y cuando te inclinas ya debes dejar correr la bici

  • El pie del interior de la curva arriba. Probablemente no tumbarás mucho al principio pero ojo que los pedales pueden llegar a tocar el asfalto y llevar el pie del interior de la curva abajo es un riesgo importante

  • Marcha adecuada. Para poder salir de la curva con un desarrollo adecuado, déjalo preparado antes de entrar en ella

2. Manos abajo y 1 o 2 dedos en la maneta regulando el freno. Cuanto mas bajemos el centro de gravedad y mas "cerca del suelo" mas agarre tendremos.



3 Mirada lejos. Traza desde fuera al interior (sin cambiarte de carril, que no estamos en motogp...) y la mirada se debe dirigir a la salida de la curva, lejos... y ahí es donde tus hombros llevarán la bici


4. Sentado en el sillín. Aunque parezca obvio, vemos ciclistas que se levantan del sillin y esto genera menos estabilidad, mejor sentado. recuerda que tenemos 3 puntos de contacto con la bici (manetas, pedales y sillín) úsalos todos!


Recuerda... en una salida, un domingo cualquiera no perdemos un tour por llegar abajo 10 segundos mas lentos... Rueda con cuidado por favor!



84 visualizaciones